Arte

‘The Sphere’ lo más conocido del legado geométrico de Fritz Koenig

Fritz Koenig

El escultor alemán Fritz Koenig, uno de los protagonistas de la escena contemporánea, murió el 22 de febrero a la edad de 92 años en Landshut, un lugar al sur de Alemania en el que pasó su niñez y donde permanece gran parte de su legado artístico.

Las esculturas a gran escala de Fritz Koenig se exhiben en espacios abiertos alrededor del mundo, una de las más conocidas es The Sphere que se encontraba en la plaza del World Trade Center hasta el día de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

La creación de esta pieza le fue comisionada a Koenig en 1968 y le tomó cerca de tres años completarla. Todo el proceso creativo fue documentado por el director alemán Percy Adlon, trabajo que fue reconocido en el Festival de Cine de Tribeca.

The Sphere, que pesa 25 toneladas, fue el único artefacto que resultó casi intacto luego de los atentados lo cual fue considerado un milagro por Fritz Koenig. Con las reconstrucciones, la escultura fue trasladada al Battery Park.

Sin embargo, la gente que consideró a la escultura como un símbolo de paz en el mundo formó el movimiento Save the Sphere para que regresara a su lugar original, donde se erigió una plaza conmemorativa. Pasaron 15 años para su reubicación y ahora se ha convertido en un punto de encuentro.

Fritz Koenig

Ésta y otras importantes obras del artista como el monumento en memoria de las víctimas de la masacre de Múnich durante los Juegos Olímpicos de 1972, el memorial alemán del campo de concentración de Mauthausen-Gusen, así como su trabajo expuesto Palacio de Bellevue en Berlín, se encuentran a pequeña escala en Landshut.

El Museo de Escultura, construido en la colina llamada Hofberg, conserva en su colección permanente el legado geométrico de Fritz Koenig. Entre las piezas donadas por el artista y su esposa se encuentran ejemplares de arte africano y objetos culturales.

Últimas noticias