Arte

¿La Tate Modern atenta contra la privacidad de sus vecinos?

Tate Modern

El año pasado todos celebraron la apertura del nuevo edificio de la Tate Modern, ya que ahora se puede disfrutar de un espacio 60% más amplio destinado al arte. Sin embargo, la euforia por este original diseño se convirtió en enojo por parte de los vecinos, quienes han demandado al prestigioso museo.

¿La razón? la gran altura del edificio, diseñado por los suizos Hergoz & De Meuron. Cuenta con diez plantas y los vecinos argumentan que la ampliación generó un estado de “vigilancia constante”, de acuerdo con The Guardian.

En la demanda se menciona que la plataforma de observación del museo permite a los visitantes conocer el interior de los costosos edificios aledaños, con valor de más de 1.5 millones de libras esterlinas, y aprovechan para tomar fotografías y subirlas a las redes sociales.

Además de lo anterior, el constante flujo de espectadores —hay que recordar que se trata del museo de arte moderno con más visitas en el mundo— provocó que los residentes sientan que sus hogares son menos seguros, sobre todo para los niños.

Hasta el momento son cinco personas quienes buscan medidas cautelares para proteger su privacidad. Debido a las condiciones del proceso legal, el portavoz oficial de la Tate Modern se limitó a decir que el diseño original siempre ha incluido la plataforma de observación.

Últimas noticias