Arte

Los excesos de Salvador Dalí provocaron la falsificación de su obra

Salvador Dalí

Salvador Dalí fue uno de los artistas más excéntricos que combinó su talento creativo con el show y el marketing, tal vez por esa fusión continúa atrayendo espectadores y sus obras son de las más cotizadas en el mercado.

Aunque hizo todo lo posible por triunfar en el mundo del arte, su carácter extremista y su obsesión por el dinero provocaron un autosabotaje.

Así es, en 1939 el genio surrealista fue expulsado del movimiento que emprendió André Bretón, fue en ese momento que despertó en él un voraz apetito de notoriedad y riqueza, al grado de apodarlo ‘Dólares Avida’.

Su primer herramienta fue la publicidad, con la que promovió chocolates, goma de mascar, automóviles Ford y aerolíneas. Después optó por el grabado que le permitía tener miles de ‘impresiones originales’ en poco tiempo.

Sin embargo, Dalí se dio cuenta que una firma añadía un gran valor a un papel en blanco, además de acelerar el proceso de impresión. De acuerdo con artsy.net, llegó a firmar 17 mil 500 hojas para las estampas de tarot que aún no se habían producido.

Los números y cifras especulativas de los papeles propiciaron el contexto perfecto para los falsificadores, quienes también aprovecharon las ausencias del artista para robarse su obra y su firma. ¿Karma? ¿Ustedes qué piensan?

Últimas noticias