Arte

Robos y saqueos en el arte

Hace un par de semanas, el ex-director de la biblioteca de la Academia China Guanzhou de Bellas Artes, Xiao Yuan, sustituyó la impresionante cantidad de 143 piezas originales por piezas realizadas por él mismo, recibiendo por sus falsificaciones la cantidad de 11 millones de dólares. El mecanismo era sencillo, Xiao Yuan simplemente retiraba los cuadros originales, los copiaba y los vendía a compradores que especulaban si sabían el origen de las piezas. Lo que nos lleva a la pregunta principal de este artículo: ¿cuál es la historia oscura detrás del mercado del arte?

Cuando visitamos una galería, un museo o una exposición, lo hacemos con la intención de contemplar “algo” que nos genere cierta experiencia estética, lo que para muchos puede ser algo etéreo. Sin embargo, el mercado del arte es una industria (por que lo es) bastante lucrativa que mueve grandes cantidades de capital a través de la especulación, el status, la historia y demás elementos que lo vuelven un mercado fértil para las figuras que lo componen.

robos-y-saqueos-en-el-arte

Detrás de la puesta en escena artística, tal y como el Mago de Oz le mencionaría a Dorothy: “No mires al hombre detrás de la cortina“, existen personajes como Xiao Yuan que representan a aquel personaje de esta industria. Estos hombres detrás de la cortina son los famosos falsificadores, lavadores de dinero, ladrones y saqueadores que gracias a su intervención forman lo que llamamos actualmente Historia del Arte.

El falsificador de los Nazis

Las falsificaciones en el arte son un negocio fructífero por una sencilla razón: la demanda. Debido a que las obras de los maestros cada vez son más escasas, y por tanto sus precios llegan a números estratosféricos, existe una demanda por un creciente sector económico: Los nuevos ricos que desean adquirir status a través de la compra de obra. Este sector es el más afectado por los falsificadores.

El caso más famoso de falsificación es el de Han van Meegeren, quien realizó varias falsificaciones de Johannes Vermeer por las cuales adquirió la cantidad de 60 millones de dólares. Todo pintaba bien para Meegeren hasta que el Mariscal del Reich Hermann Göring adquirió algunos de sus cuadros, por lo que el gobierno neerlandés lo acusó de traficar patrimonio nacional con los nazis y por traición. Debido a esto, un asustado Meegeren confesó sus crímenes y por ende solo fue condenado a un año de prisión, condena que no logró cumplir debido a que sufrió un ataque al corazón.

robos-y-saqueos-en-el-arte

Otro caso famoso es el de Elmyr de Hory quien falsificaría más de 1,000 cuadros. Sus falsificaciones son tan famosas y preciadas que incluso sus obras figuran ya en las subastas de arte en precios que rondan los 20,000 dólares. Otro famoso caso es el de John Myatt, quien también logró circular 200 obras en subastas de Sothebys y Christie’s, logrando burlar el riguroso sistema de estas casas.

Los medios digitales también han sido terreno propicio para la circulación de falsificaciones. En 2008, varios falsificadores alrededor del mundo unieron fuerzas para vender piezas “originales” de Dalí y Miró.

Robos

Los robos y el vandalismo en el mundo del arte son un evento más común de lo que se cree. El más reciente fue el realizado en el museo de Munch en Noruega en el que un grupo de ladrones se llevaron 2 de los cuadros más famosos del pintor expresionista: El grito y Madonna. Este robo desgraciadamente fue posible debido a la poca seguridad que había en el museo, pero afortunadamente los cuadros fueron recobrados en 2006, sin embargo, presentaban daños graves. De hecho, los grandes robos en el arte son los que menos armamento o tecnología han utilizado como es el caso de la gran estafa del Stewart Gardner Museum.

Saqueos

Los saqueos son otra práctica común desde que el humano existe. El más famoso: el saqueo de tumbas. Esta práctica se realiza especialmente en las tumbas y yacimientos de culturas antiguas, ya que en la antigüedad las tumbas de personajes importantes albergaban tesoros y objetos de mucho valor los cuales eran saqueados y vendidos al mercado negro. En nuestro país, esta es una práctica común en yacimientos arqueológicos.

Aunque el saqueo ha sido considerado una práctica ilegal, es impresionante ver que en algunos recintos artísticos es una práctica común e incluso se eleva al nivel de una exposición. El caso más popular es el Museo de Louvre. La mayoría del acervo de este museo proviene de los saqueos que realizaron los franceses en Egipto. Sin embargo, gracias a esta práctica la mayoría de arte egipcio ha logrado preservarse de los mismos saqueadores de la región.

En las guerras, los saqueos también son comunes. El ejemplo más reciente es el de la invasión nazi en Europa, quienes adquirieron el patrimonio cultural de varios países, sin embargo, una gran cantidad fue destruido por ser considerado “arte no permitido“. Cuando los nazis invadieron Rusia, los empleados del Hermitage temiendo lo peor tomaron medidas extremas para preservar su gran acervo cultural: simplemente retiraron las pinturas de sus cuadros originales, las enrollaron y las enviaron por tren a locaciones remotas.

robos-y-saqueos-en-el-arte

Cuando uno va al Hermitage, también puede darse cuenta que muchos cuadros no cuentan con su marco original. La razón también yace en que muchos de los marcos originales fueron quemados para mantenerse vivos durante el invierno. Durante el cerco a la ciudad y mientras los cuadros habían sido enviados fuera, los curadores del museo daban tours surrealistas a los ciudadanos que visitaban el museo, ya que exhibían los marcos vacíos de las obras y explicaban que tipo de obra había y sus detalles. Estos tours de hecho fueron documentados y han sido exhibidos en exposiciones sobre arte y archivo alrededor del mundo.

El arte es un mundo que sigue fascinando a miles alrededor del mundo. Es increíble pensar que a veces la historia escondida y no autorizada de este campo es a veces más atractiva que lo que vemos colgados en museos y galerías. Pero son justamente estas historias que se ocultan detrás de una pieza las que las vuelve cada vez más atrayentes y etéreas para el espectador.

Últimas noticias