Arte

René Magritte: el precursor del arte conceptual

http://www.art-madrid.com/

¿Quién no se ha consternado alguna vez reflexionando sobre la intención de Magritte en Esto no es una pipa?

Para muchos de nosotros, ver esta frase por primera vez, haya sido una reproducción o el original, fue todo un acontecimiento, marcó un antes y un después en nuestras vidas. La fuerza detrás de esta poderosa obra no radica en su belleza estética ni su maravillosa técnica, sino en su capacidad para cuestionar la realidad, la representación y el lenguaje.

rene-magritte-el-precursor-del-arte-conceptual3

Aunque acostumbramos asociar la obra del pintor belga con el movimiento surrealista, otros, en cambio lo han catalogado como realismo mágico. La producción de este pintor es mucho más compleja de lo que aparenta. Y ese es precisamente el objetivo de la muestra René Magritte: la traición de las palabras que acogerá el Centro Pompidou –desde el día de hoy hasta el 23 de enero de 2017–. Ésta pretende renovar la lectura que se tiene del artista belga, y remplazar la etiqueta de pintor surrealista por la de artista conceptual.

Pionero en contraponer la imagen de un objeto con una definición escrita que no guarda ninguna asociación lógica —por ejemplo: asociaba el cielo a la imagen de un bolso o el pájaro a una navaja—. Los cuadros de imágenes relacionadas con palabras abren un capítulo nuevo en la pintura de Magritte porque cuestiona la jerarquía que la filosofía había establecido entre ambas, además de que inicia una compleja reflexión sobre el estatus de las imágenes y su incapacidad para representar por completo la realidad.

rene-magritte-el-precursor-del-arte-conceptual2

Sin embargo, a diferencia del idealismo romántico de los surrealistas parisinos que encontraron en el psicoanálisis su inspiración, y que no tenían ninguna otra intención más que generar una carcajada en el espectador que observara su obra, Magritte venía de una escuela belga con una sólida formación filosófica de corte marxista que no se conformaba con la asociación azarosa, sino en encontrar la verdad y revelarla.

De hecho, en 1966, Magritte descubre una obra cuyo título llama poderosamente su atención: Las palabras y las cosas de Michel Foucault. Desde ese momento, mantendría un intercambio de cartas postales que daría lugar al ensayo Esto no es una pipa publicado por el filósofo en 1973.

rene-magritte-el-precursor-del-arte-conceptual1

Magritte creía que el artista debía de ser un visionario que provocara una breve iluminación en el espectador sacándolo de la oscuridad como el Mito de la Caverna de Platón. En ese sentido, más que un pintor surrealista, fue, ante todo, un filósofo que pintaba conceptos en sus lienzos, y por ese motivo, debería de considerársele un precursor del arte conceptual.

Últimas noticias