Arte

Qué no hacer cuando quieres promocionar tu trabajo artístico

que-no-hacer-cuando-quieres-promocionar-tu-trabajo-artistico

¿Cómo se puede llegar a tener éxito en el mundo del arte? La fórmula no la conoce nadie todavía: es una mezcla circunstancial de talento, impulso artístico, temple, un poco de suerte y, por supuesto, la habilidad de autopromoción. Tomar las relaciones públicas de tu propio trabajo puede ser muy delicado, pues requiere mucho tacto. Por esta razón, te compartimos unos cuantos tips que pueden ser útiles si decidiste ser tu propio promotor.

que-no-hacer-cuando-quieres-promocionar-tu-trabajo-artistico-01

1. No spamees a tu audiencia

A nadie le gusta que lo bombardeen con información sea o no de su interés. Es probable que termines bloqueado o enviado a una carpeta de basura en automático; tus esfuerzos no habrán tenido ningún resultado. Saber medir la frecuencia con la que se envía información es de suma importancia.

2. Si no vas a hacer un comunicado de prensa impecable y atractivo, quizá sea conveniente no hacerlo

Muchas veces no es tan importante la calidad del trabajo como la manera en que se comunica. Si no eres capaz de hacerlo correctamente y en términos accesibles, seguro nadie lo leerá ni publicará.

que-no-hacer-cuando-quieres-promocionar-tu-trabajo-artistico-02

3. No envíes a las galerías tu trabajo si no lo han solicitado

El modo en que manejamos la información en la era digital ha hecho que los galeristas se vean inundados de mails que intentan promocionar los portafolios de los artistas, pero el mercado del arte no funciona así. Podrá sonar anticuado, pero el proceso es muy tradicional: conocer en persona los galeristas, saber sus gustos, trabajar en torno a las relaciones, e intentar cuando menos entablar una primera relación antes de enviar el portafolios, será muy valioso.

4. Protege la información de tu trabajo, y al mismo tiempo no inundes a tu audiencia

¿Cuántas fotografías deberías de compartir en redes sociales sobre tu trabajo? Las justas. Si no posteas ninguna, nadie te conocerá. Si publicas demasiadas, nadie las verá todas. Toma en cuenta que las imágenes en alta resolución pueden terminar siendo usadas de modo que no necesariamente sea benéfico para ti. Para estas plataformas, elige algunas en baja resolución.

5. Sé autocrítico y no hagas enojar a tu audiencia

Si el silencio suele ser la respuesta a tus esfuerzos de autopromoción, entonces haz corte de caja y emplea una nueva estrategia en la que enfoques mejor las personas que realmente pueden estar interesadas en lo que tienes que decir.

La autocrítica suele ser difícil, pero hay que aprender a desarrollar mecanismos de tolerancia a la frustración para emprender nuevos caminos. Si sigues insistiendo con personas que no están interesadas en escucharte, es probable que termines resultando molesto, y entonces habrás causado el efecto contrario al que originalmente intentabas lograr.

Últimas noticias