Arte

¿Es ésta la primera pintura de la época moderna?

primera-pintura-01

En Francia, entre 17251890, la Academia de Bellas Artes de París organizaba el Salón de París, una exposición de las que consideraba como las mejores obras creadas durante el año. Este evento llegó a tener una trascendencia mundial.

En 1863, una pintura de Édouard Manet fue desestimada de esta exposición pero llegó al Salon des Réfusés (el Salón de los Rechazados) que se considera el espacio donde se comenzó a gestar el arte moderno. La estampa, que originalmente se tituló Le Bain (El Baño), se convirtió en la atracción central de esa exhibición aunque también fue objeto de burlas y fuente de escándalo.

Esta pieza, que quizá no parece muy estridente en nuestros días, contiene un par de elementos que la colocarían en el inicio de todas las vanguardias:

1. La presencia de dos mujeres desnudas en medio de hombres vestidos sin justificación.

El desnudo femenino en la historia del arte es un tema común, pero moralmente tendría que encontrarse justificado por algún pretexto mitológico, religioso o alegórico. Las estrictas reglas del arte son rotas por Manet en esta pintura ya que coloca a una mujer desnuda sin razón aparente, convirtiéndola en algo ‘obsceno’. Esta es una de las razones por la que fue rechazada del Salón de París.

2. Falta de profundidad en la obra

Le Déjeuner sur l’Herbe (Almuerzo sobre la hierba) no cuenta con los habituales degradados creados por los pintores para emular la tridimensionalidad en el plano, en cambio, el color contrasta abruptamente la sombra y la luz por lo que ignora —a propósito— la perspectiva y los intentos de profundidad que se suponía formaban parte de la técnica ideal de la pintura.

La obra de Manet trata de imponer una nueva libertad con respecto al modo tradicional de representación, haciendo notar que no necesariamente se debe intentar retratar los objetos tal cual son, dando así el primer paso de alejamiento de la pintura figurativa.

El tiempo ha colocado esta imagen como la primera pintura que encarna los ideales del arte moderno y que cuestiona los estándares del canon establecido. Ésta se encuentra en el acervo del Musée d’Orsay, el hogar de los impresionistas que fueron inspirados por creaciones como las de este autor.

También te puede interesar: Viaja a los destinos de estos paisajes impresionistas

Últimas noticias