Arte

¿Por qué es importante Picasso en el arte?

Picasso es uno de los artistas más reconocidos en el mundo. Aunque muchos se pueden dejar ir por la fama de este artista, es importante saber que ésta provenía simplemente del trabajo duro que hizo a lo largo de su vida.

Picasso fue un artista prolífico y actualmente se pueden encontrar obras de todos los géneros hechas por él. La razón: Pablo era inquieto por naturaleza, por lo que experimentó con medios como la escultura, el collage, la cerámica, las artes escénicas y, por si fuera poco, la literatura.

Este hombre de carácter bastante fuerte e inestable emocionalmente es famoso por su frase: ‘A la mujer hay que agarrarla del cuello’. No obstante, es uno de los genios que transformaron el mundo del arte para siempre.

Pero ¿qué es lo que lo vuelve tan especial? En primer lugar, él es el creador del cubismo, uno de los movimientos de vanguardia que transformaron el arte del siglo XX. En segundo lugar, el trabajo de este artista, además de ser diverso, es la viva imagen de la evolución artística de las vanguardias, es decir, Picasso trabajó desde el neoclásico hasta el puntillismo. Por esta razón, se ha estudiado mucho su obra e incluso se ha dividido por etapas, por ejemplo: el periodo azul, rosa, etcétera.

El Cubismo

Aunque Picasso nunca buscó ser cubista, su obra no pudo evitar ser clasificada bajo esta etiqueta. Sin embargo, lo único que Pablo intentaba hacer era una exploración meramente personal. Tal era su búsqueda que su trabajo cubista tuvo varias etapas que abarcan el surrealismo, el puntillismo y los ya famosos cubismo hermético y sintético.

La importancia del cubismo reside en que rompió completamente con la idea de que el arte debía representar lo que ve, y por lo tanto inspiró al resto de vanguardias artísticas a abandonar el ilusionismo pictórico. El cubismo abogaba por figuras abstractas que partían de una percepción interior, así que también jugaba con los planos, es decir, que buscaba retratar un objeto desde distintos ángulos. Esta corriente, iniciada por Picasso y Braque, tuvo muchos seguidores como Juan Gris, Francis Picabia, Brancusi, Delaunay y Albert Gleizes.

El cubismo se extendió por Europa e influyó al constructivista y suprematista Malévich y a Mondrian en los Países Bajos aunque ambos mostraban serias diferencias con el estilo de Picasso: su persecución de una geometría pura de las formas era algo que no formaba parte de la búsqueda de Picasso. Este movimiento también inspiró a los futuristas en Italia y los vorticistas en Inglaterra, quienes basaron su estética en la forma y el movimiento mecánicos, intentando introducir el elemento tiempo en la representación pictórica.

La escultura

Además de revolucionar la pintura, Picasso inició en gran medida un proceso que provocó la liberación de la escultura de conceptos clásicos. Este artista impulsó la aceptación de los espacios negativos, como también la sustitución de los procesos tradicionales por todo tipo de técnicas constructivas que constituyeron una transformación innovadora en la escultura.

Picasso y las técnicas experimentales

Picasso involucró en su obra cuantas técnicas y materiales pudo utilizar. No conforme con manipular el color y la forma con el cubismo, el artista incorporó materiales como el collage y el ensamblaje de materiales, dando pie a roces con el surrealismo y el dadaísmo, y brindando completa libertad de experimentación a generaciones posteriores.

La guitarra- collage

Para entender la obra de Picasso, es importante saber que como muchos inició bajo las técnicas impresionistas y que con el tiempo encontró su estilo al admirar obras como las de Cézanne, como también por adoptar influencias de la cultura Ibérica y Africana. Es sin duda su eterna búsqueda la que lo lleva a determinar el rumbo que toma el cubismo: desde lo hermético hasta el curvilíneo –que en su tiempo influye a cientos de artistas–.

Es así que el genio de Picasso se ve recompensado en nuestros días al ser recordado como uno de los artistas más famosos de la historia.

Últimas noticias