Arte

Pintura matérica, la seductora exploración de la materia

Pintura matérica

En la década de los cincuenta, los artistas no sólo cambiaron el tradicional óleo por materiales poco convencionales, sino que los transformaron en los protagonistas. Fue así como la Pintura matérica acabó con la forma de ver a la materia como simple medio para crear. 

Arena, cemento, madera, vidrio, yeso y hasta chatarra, se convirtieron en el principal objeto del arte. Los artistas tomaron estos materiales y los agregaron a la pintura impasto gruesa, para después dar el toque final con cortes, perforaciones o desgarros.

Te puede interesar: La pintura matérica de Bosco Sodi o la estética de la destrucción

Se trata de una corriente artística que formó parte del Informalismo europeo, que refiere a los estilos de pintura abstracta que aparecieron entre 1940 y 1950, que tenían en común una metodología improvisatoria y una técnica altamente gestual.

La Pintura matérica entonces es abstracción, una invitación al espectador de olvidarse de los símbolos para rendirse a los sentimientos que provocan colores, formas y texturas.

En el arte contemporáneo esta corriente continúa presente en la obra de artistas como Bosco Sodi, cuyas composiciones de color y materia crean una reflexión en torno al cambio, al accidente y a la imperfección.

Si quieres experimentar la Pintura Matérica en vivo, visita el diálogo entre Bosco Sodi y la colección del Museo Nacional de Arte en la muestra Por los siglos de los siglos.

Te recomendamos leer: Cabello, comida y basura; ¿Qué es el arte povera?

pintura matérica

|Jean Dubuffet
‘La vida ejemplar del suelo’ (Texturology LXIII) 1958
Tate©.

Últimas noticias