Arte

Los murales de José Clemente Orozco en el Hospicio Cabañas

José Clemente Orozco

Entre 1937 y 1939, José Clemente Orozco realizaría –por encargo y con el apoyo del gobernador de Jalisco en aquellos años, Everardo Topete– 57 murales en lo que en su momento fuera el Hospicio Cabañas, inmueble que es un gran ejemplo de la arquitectura neoclásica en México, obra de Manuel Tolsá en la ciudad de Guadalajara. El edificio fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997.

El espacio asignado para la intervención muralística –todo pintado al fresco– fue en su momento una capilla de la que Orozco utilizó las paredes, bóvedas, lunetos, pechinas y cúpula para narrar la Conquista de México, la intervención religiosa, la historia de caridad llevada a cabo en el Hospicio Cabañas, la opresión, las raíces indígenas, y la perspectiva del artista acerca de la historia de México.

Esta obra muralística es, con palabras del propio Orozco: la mayor de todas las ejecutadas durante la época de la pintura mural mexicana iniciada en 1923, y es en términos generales uno de sus trabajos mejor conceptualizados y de mayor escala aún cuando realizó mucha más obra mural.

Demos un pequeño paseo por la obra de José Clemente Orozco para recordarlo en el que sería, el día de hoy, su cumpleaños 133.

 

Últimas noticias