Arte

Los Desnudos en el Bosque de Frida Kahlo rompen récords

Los Desnudos en el bosque de Frida Kahlo, rompen récords

Frida Kahlo es un fenómeno mundial, su arte ha llegado a ser tan demandado en la cultura popular que a partir de su iconografía se han creado objetos de toda índole que satisfacen esta “fridomanía”. Desde bolsas y blusas, hasta carcasas para celular; esta artista a pesar de los años sigue causando fascinación.

Hoy, esta artista demuestra lo anterior al imponer un nuevo récord en el mercado del arte, ya que este jueves una de sus composiciones Dos desnudos en el bosque (La tierra misma) se vendió por aproximadamente 8 millones de dólares. El lugar; la subasta de arte moderno e impresionista de la ya reconocida casa Christie’s. Las pujas fluían y la artista mexicana no tardó en posicionarse en el primer lugar nuevamente, ante una caída en 2008 gracias al Trovador de Rufino Tamayo con valor de 7.2 millones de dólares.

El cuadro

Este cuadro -como su nombre lo dice- consiste en dos mujeres que reposan desnudas en un bosque que nos recuerda a los paisajes surrealistas. Como es común en la iconografía de Kahlo aparece un mono araña y la vegetación típica de sus composiciones. Los tonos que empleó para esta pieza son los cálidos y los ocres.

Los Desnudos en el bosque de Frida Kahlo, rompen récords-frida

La pintora realizó esta representación sobre metal, lo que en palabras de La Jornada “Recuerda a las antiguas ofrendas hechas a un santo o a una divinidad”. Quizás, la intención de la artista era realizar un homenaje a la legítima dueña de la pintura, Dolores del Río, la primera mexicana que triunfó en Hollywood.

Después de Dolores, el cuadro pasó a manos de su pareja; Lewis Riley. Posteriormente Riley subastó el cuadro en Christie’s en 1989 donde fue adquirido por la coleccionista Mary-Anne Martin, finalmente esta coleccionista cedió esta pieza a un comprador anónimo.

De acuerdo a Virgilio Garza -director del departamento de arte latinoamericano en Christie’s- la pintura es una de las más íntimas de la artista, ya que es una de sus composiciones más sutiles. No obstante la pieza se encuentra cargada de significado, donde giran conceptos como feminidad, la sexualidad y la naturaleza.

Esta pieza fue expuesta por última vez en el Jardín Botánico de Nueva York en una muestra organizada el año pasado.

Últimas noticias