Arte

Los ballets rusos más importantes

El ballet surge en Francia en la corte del Rey Luis XIV, el famoso Rey Sol, quien empezó a instaurar el ballet dentro de su corte. Esta expresión artística se volvió tan popular –como un entretenimiento– que surge la necesidad de su profesionalización, y en 1661 se crea la primera escuela de danza: Académie Royale de la dance.

Tal técnica se propagó a lo largo de Europa y se convirtió en disfrute de reyes, nobles y burgueses. Uno de los países que cuenta con una amplia historia en el ballet –además de la Ópera de París– es la escuela rusa, que hasta el día de hoy permanece como una de las grandes escuelas de ballet junto con la americana, la inglesa y la cubana.

La historia del ballet ruso como tal surge en 1907 cuando se crea una célebre compañía de ballet por el empresario ruso Sergéi Diágilev, conformada por los mejores integrantes del Ballet Imperial del Teatro Mariinsky de San Petersburgo y dirigida por el gran coreógrafo Marius Petipa. Desde 1909, la compañía comienza sus giras internacionales y en 1911 se independiza de los Ballets Imperiales. Se convierte en una compañía independiente, residente primero en el Théâtre Mogador de París, luego en Montecarlo, París y Londres.

los-ballets-rusos-mas-importantes

Causó sensación en Europa Occidental gracias a su gran vitalidad comparada con el ballet que se hacía en Francia en aquella época, que era mucho más ceremonioso, por lo que se convirtió en la compañía de ballet más influyente del siglo XX, produciendo las obras más populares de nuestra época.

¿Pero qué ballets forman parte de la escuela rusa? Prácticamente casi todos los que conocemos y los más populares que han llegado a nuestro país. En este breve artículo, te mostramos algunos de los mejores. No pierdas la oportunidad de verlos.

Lago de los cisnes.

Coreografia: Julius Reisinger Música:  Piotr Tchaikovsky

los-ballets-rusos-mas-importantes

Se estrenó en el Teatro Bolshoi de Moscú en 1877, y en 1895, con una nueva concepción de Marius Petipa y Lev Ivanov. Es considerada la pieza maestra del ballet clásico y moderno. Es una obra de cuatro actos.

Romeo y Julieta

Coreografía: Leonid Lavrovsky Música: Sergei Prokofiev 

los-ballets-rusos-mas-importantes

Se estreno por primera vez en 1938 en Checoslovaquia. Su primera representación no fue popular, pero después realizó una serie de cambios que hizo que se convirtiera en un verdadero éxito en 1940, en Leningrado, Rusia. Se basa en la novela de Shakespeare: Romeo y Julieta.

El cascanueces.

Coreografía: Marius Petipa y Lev Ivanov Música: Poitr Tchaikovski

los-ballets-rusos-mas-importantes

Se estreno en el año 1892 en San Petersburgo, Rusia. El acto se basa en la obra El cascanueces y el rey ratón, la cual trata de una niña que se encoge y su cascanueces se va a la guerra para vencer al rey ratón. Fue mundialmente criticada durante su estreno. 

La Consagración de la Primavera.

Coreografía: Vaslav Nijinski Música: Igor Stravinsky

los-ballets-rusos-mas-importantes

Aunque también fue bastante criticado, este es uno de los más importantes ballets de la historia. Tiene una duración de 30 minutos, pero esto no le impide ser uno de los ballets mas populares. Fue estrenado por primera vez en París en 1913. Trata sobre una joven que es sacrificada al Dios de la primavera.

La bella Durmiente

Coreografía: Marius Petipa Musica: Piotr Tchaikovsky

los-ballets-rusos-mas-importantes

Basado en el cuento La bella durmiente del bosque de Charles Perrault. Se estrenó en 1890 en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo.

Cenicienta

Coreografía: Rostislav Zakharov Música: Sergei Prokofiev

los-ballets-rusos-mas-importantes

Este ballet fue estrenado en el año 1945 en Moscú, Rusia, en el teatro Mariinski de San Petersburgo por Prokofiev, autor de varios temas reconocidos. Se divide en tres actos. Se caracteriza por su excepcional puntuación y su tono humorístico. Tuvo la inhabitual coreografía de 3 importantes figuras: Petipa, Lev Ivánov y el maestro de baile italiano Enrico Cecchetti.

Últimas noticias