Arte

Grotescos dibujos de Leonardo da Vinci que estudian el rostro humano

Leonardo da Vinci

Las pinturas de vírgenes, el famoso retrato de la La dama del armiño o la enigmática Mona Lisa hacen que pensemos que Leonardo da Vinci sólo representó la belleza. En realidad, el renacentista italiano dedicó importante parte de su obra a dibujar “cabezas grotescas”.

Te puede interesar: Leonardo da Vinci y la creación del primer androide

Narices enormes, mandíbulas elefantinas, piel flácida, gestos diabólicos… parece que las visi monstruosi (caras monstruosas) de Leonardo son gárgolas que adoptaron un forma antropomórfica.

Esta etapa demuestra su interés por la fisionomía humana. Según Giorgio Vasari –uno de los primeros historiadores de arte–, cada vez que el genio se encontraba con una persona de “aspecto singular” memorizaba sus rasgos y los transformaba en garabatos o dibujos exagerados:

Así como la belleza se utilizó como una alusión a las virtudes de la humanidad, lo grotesco se convirtió en la parte irracional del hombre: la locura o las pesadillas… lo infernal.

Estas extrañas composiciones fueron ejemplo del arte de da Vinci que fue imitado innumerables veces durante el siglo XVI y hasta el siglo XVIII. Además, muchos años más tarde, fue una importante influencia para otros artista como a John Tenniel en su trabajo para ilustrar Alicia en el País de la Maravillas. También podría tomarse como la antesala de pintores como Goya o los surrealistas.

Te recomendamos: Lo que debes saber del Cristo pintado por da Vinci que será subastado

Últimas noticias