Arte

Las musas que inspiraron a los artistas

Las musas en la antigüedad eran diosas, hijas de Zeus y Mnemósine, la diosa de la memoria. Otros autores consideraban a estas divinidades más primordiales, hijas del cielo y la tierra –Urano y Gea–, e incluso algunos las toman como hijas de Apolo, el dios de las artes.

Lo que es cierto, es que las musas eran las diosas predilectas para las artes y la cultura. Se creía en la antigua Grecia que cuando un gran hombre recibía la “inspiración divina“, era por obra de estas diosas, por lo que eran muy veneradas en estos campos.

Con el paso del tiempo, las musas divinas fueron encarnándose y encontraron sus rostros en las mujeres más bellas de la época, las más sensuales o las más enigmáticas. Estas mujeres representaron para muchos artistas su razón de producir, y por esta razón los acompañaron en más de una forma…

Estas diosas terrenales son los rostros detrás de las grandes obras que conocemos hoy en día, y que son hasta ahora testigos silenciosos –o ¿no tanto?– detrás de las obras artísticas más famosas.

las-musas-que-inspiraron-a-los-artistas

Kiki de Montparnasse. Su nombre real era Alice Prin y empezó a modelar desnuda a los 14 años para convertirse pronto en la musa de los surrealistas desde la década de los 20. Man Ray incluso fue amante de esta cautivadora mujer, por lo que existen muchas fotografías de este artista sobre Kiki.

Kiki también era una mujer muy talentosa en su derecho, ya que era cantante, cronista y pintora.

las-musas-que-inspiraron-a-los-artistas

Aunque en algún momento Picasso afirmó que: las mujeres debían ser sostenidas por el cuello, fue un hombre que gozó la compañía de muchas damas hermosas a lo largo de su vida. La mujer que inspiró a este artista de 1927 a 1935 –durante su periodo surrealista– fue Marie-Thérèse Walter. Ella motivó muchos de los cuadros de Picasso. Cuatro años después de la muerte del artista, se ahorcó.

las-musas-que-inspiraron-a-los-artistas

Gala, la eterna musa de Dalí, fue primero esposa del poeta surrealista Paul Élard y amante del pintor Max Ernst. Gala Diakonova conoce a Dalí y gana su corazón desde el primer momento en que se vieron –a pesar de que Gala era 10 años mayor que él–. No obstante, el artista cayó rendido a sus pies y la pintó por siempre como una musa y una diosa erótica a través de los años.

las-musas-que-inspiraron-a-los-artistas

La madre del punk, Patti Smithfue la gran musa de uno de los fotógrafos más reconocidos de nuestra época, Robert Mapplethorpe. Los dos artistas se conocieron en Nueva York en los 60, se volvieron roommates y tiempo después en amantes. Patti Smith y Robert vivieron un romance bastante intenso que culminó muchos años después. Patti es ahora una biógrafa del artista.

las-musas-que-inspiraron-a-los-artistas

Camille Claudel fue la musa del escultor impresionista Auguste Rodin. Ambos sostuvieron una relación bastante intensa marcada por las crisis y las peleas. Finalmente, Rodin abandona a Claudel –por la que era su esposa– dejándola desconsolada. En ese entonces conoce a Debussy y, a pesar de haber significado mucho para él, el escultor decidió no dejar a su esposa.

Tiempo después, Camille fue internada en un psiquiátrico a petición de su familia y murió en las peores condiciones y abandono.

Últimas noticias