Arte

La luz vista a través del arte, el tiempo, y la naturaleza

La luz vista a través del arte, el tiempo, y la naturaleza

La luz es descrita como la radiación electromagnética que puede ser percibida por el ojo humano. Compuesta de partículas llamadas fotones, la luz nos permite ver todo lo que compone al espectro visible para el ser humano. Sin la luz simplemente no podríamos percibir los componentes más importantes de nuestra realidad, que son las formas y en especial, los colores.

Para ver un color, la luz necesita rebotar sobre cierto material, resultando en la percepción de un color. Es decir; que una mochila roja, posee una propiedad que refleja el espectro electromagnético del color rojo y nuestro ojo lo percibe como tal. No es que la mochila sea roja en si, es simplemente un efecto visual, una ilusión óptica.

La luz vista a través del arte, el tiempo, y la naturaleza

Estudio de luz de Vermeer

Por supuesto la luz y el color han sido temas de bastante importancia para las artes visuales. Artistas de diversas épocas se han esmerado en plasmar a la perfección lo que su ojo percibía, como una ventana para mostrar su realidad. La investigación que estos artistas encontraron sobre la percepción de la luz y el color (junto con los estudios de físicos como Newton) los llevó a experimentar con diversos materiales y técnicas.

La medición de la luz en el arte no es algo nuevo, ya desde hacía varios siglos los artistas utilizaban instrumentos especiales para captarla; un ejemplo, las cámaras lúcidas. Sin duda uno de los más famosos adeptos de este instrumento fue Johannes Vermeer, cuyos trabajos son una delicia en cuanto a luz se refiere.

No obstante, muchos pintores entendieron el espectro lumínico a través de la mejor artista de todas, la naturaleza. Es gracias al paisajismo y a los trabajos realizados en los entornos naturales, que diversos artistas captaron los efectos de la luz sobre la percepción del color.

La luz vista a través del arte, el tiempo, y la naturaleza-rouen

Diversos estudios de luz sobre la Catedral de Rouen de Monet.

Sin duda una de las corrientes que mejor trabajó con la luz fue el impresionismo. Esta corriente consideró de vital importancia el efecto de la luz sobre el color, es por esta razón que muchos impresionistas se preocuparon por realizar varias piezas del mismo paisaje a diversas horas del día, con la intención de capturar a fidelidad el cambio sobre la paleta de colores.

Por esta razón la pincelada de los impresionistas era rápida y procuraba utilizar colores brillantes. Además, estos artistas descubrieron que la yuxtaposición de colores (dos colores colocados uno a un lado del otro) logran el mismo efecto visual que si se mezclaran. Este efecto permitía a los artistas pintar de forma rápida sin tener que mezclar. Estas técnicas fueron utilizadas por Seurat, Cèzanne y Monet en diversas piezas.

La luz vista a través del arte, el tiempo, y la naturaleza

Yuxtaposición de colores de Seurat

 

 

 

Últimas noticias