Arte

Keith Haring, la voz pop del graffiti de los 80

Keith Haring, la voz pop del graffiti de los 80

La transición del graffiti al arte urbano fue posible gracias a quienes de algún modo legitimaron el movimiento como una nueva expresión artística. En la Nueva York de los 80, el graffiti se volvió una vía para hablar sobre las inequidades sociales en las que vivía el país más poderoso del mundo.

Puesto que el graffiti invadía el espacio público se volvió popular. Así, los artistas más receptivos –y ávidos– de opciones lo emplearon como un medio más para el arte. Algunos de los casos más conocidos son Jean-Michel BasquiatKenny Scharf y por supuesto Keith Haring. Mientras que Basquiat trasladó nociones del art brut y el dripping de Pollock a los muros, Haring utilizó colores brillantes y dio un rol principal a la línea.

Keith Haring, la voz pop del graffiti de los 80

Originario de Pennsylvania, los primeros pasos artísticos de Haring fueron en la Ivy School of Professional Art en Pittsburgh. En este sitio, dio cuenta de que no quería ser un diseñador comercial, así que decidió estudiar artes en la Escuela de Artes Visuales de Nueva York, ciudad donde finalmente entraría en contacto con el graffiti.

Los artistas que influyeron la producción de Keith Haring fueron Jean Dubuffet, Pierre Alechinsky, William Burroughs y el manifiesto de Robert Henri. Gracias a estos autores, se atrevió a desarrollar su lenguaje gráfico propio en el que la línea era el personaje principal. Este artista también fue afectado por las intervenciones monumentales de Christo, así como la estética visual de Andy Warhol.

Keith Haring, la voz pop del graffiti de los 80

Haring inició sus experimentos con el graffiti en 1980 cuando notó que existían algunos espectaculares en el metro cubiertos con papel negro. Decidió intervenir estos espacios con gis blanco produciendo cientos de dibujos que empleaban composiciones básicas y sintéticas a partir de un trazo único. Haring era tan dedicado que llegó a producir hasta 40 de estos dibujos en un día.

Para Haring, el metro se volvió en su campo de juegos y laboratorio. Aquí, el artista encontraba soluciones ingeniosas para experimentar con algo tan simple como la línea. Finalmente, el boom de Haring nacería en los 80, década en la que participaría en Documenta 7 en Kassel y en la Bienal de São Paulo.

Keith Haring, la voz pop del graffiti de los 80

Sin duda, uno de sus mayores aciertos fue abrir su tienda en Soho –el barrio de moda en Nueva York–, así como su mundialmente famosa Pop Shop. Tristemente, Haring, al igual que otros consagrados de los 80, encontró su fin debido al VIH.

Últimas noticias