Arte

Joan Miró y Alexander Calder: una amistad poco explorada

joan-miro-y-alexander-calder-una-amistad-poco-explorada

En 2017, dos exposiciones simultáneas en reconocidas galerías de Nueva York explorarán —cada una— el trabajo de Alexander Calder y Joan Miró, respectivamente. Esta simultaneidad nos hace pensar en verdadero diálogo entablado por obra que cada uno de los artistas produjo en sus propios países con tradiciones europeas y norteamericanas muy diversas; pero que convergen en creaciones con un lenguaje compartido.

joan-miro-y-alexander-calder-una-amistad-poco-explorada-00

Retrato de Joan Miró por Alexander Calder

En 1928, Calder y Miró se conocieron en París, cuando Calder de 30 años visitó a un Miró de 35 en su estudio de Montmartre. Ya entonces sus afinidades en uso del color y de las formas eran evidentes, pero probablemente nunca discurrieron acerca de sus creaciones, fueron simplemente amigos y compañeros de fiesta.

Miró, que había aprendido a boxear de Ernest Hemingway, enseño a Calder los principios de este deporte y él, en respuesta, enseñó a Joan Miró a bailar. Uno de los primeros retratos escultóricos del americano fue el que le realizó a Miró y después de que Calder volviera a los Estados Unidos, ambos permanecieron en comunicación, aunque era escasa.

Irónicamente en ésta época es cuando ambos producen, sin saberlo, obra que se comunica y comparte lazos. Obra que resultará interesante encontrar en 2017 en la misma ciudad: Nueva York.

Últimas noticias