Arte

Qué hacer si rompes una obra de arte

obra de arte

No acercarse demasiado a un pieza de arte dentro de un museo y mucho menos tocarla son algunos de los protocolos para mantener a salvo las obras. Sin embargo, los accidentes suceden y es mejor saber qué hacer en caso de romper un objeto artístico.

Existen muchos ejemplos que han salido a la luz pública. El más reciente ocurrió el pasado mes de febrero, cuando un visitante intentó tomarse un selfie y rompió una de las instalaciones de Yayoi Kusama.

Una calabaza –la cual tenía un valor estimado de 800 mil dólares– que formaba parte de la exposición ‘All the Eternal Love I Have for the Pumpkins’ (2016), resultó dañada a pesar de que la sala de exhibición estaba habilitada con espacios para tomar fotografías.

rompe una obra de arte

Pero, ¿qué sucede después de un bochornoso momento como éste? Cuando rompes una obra de arte, la galería o el museo tendrá que llenar un informe. En él, se expondrán el hecho completo y los implicados.

Seguramente el visitante querrá huir por el estrés de pensar en pagar algo tan costoso, pero generalmente quienes reparan el daño son las instituciones, ya que ellos son los encargados de tomar todas las precauciones necesarias, sobre todo cuando hay niños en la sala.

Las piezas de arte, al ser objetos con un alto valor histórico y monetario, están aseguradas, por lo que son estas organizaciones quienes recogen el informe que mencionamos antes y se encargan de la situación.

rompe una obra de arte

Este proceso es distinto cuando no se trata de un daño por error. Cuando un visitante intencional o accidentalmente daña una obra tendrá que pagar por las reparaciones o el valor total de la misma, dependiendo el caso.

Además enfrentará sanciones penales, de acuerdo con artsy.net.

En este tipo de emergencias, las piezas son rápidamente puestas en manos de los conservadores-restauradores para que reparen el daño. Como ven, no parece ser tan complicado. Sin embargo, han ocurrido casos extraños.

Por ejemplo, en 2016 una mujer de 91 años llenó un crucigrama, que en realidad era una obra vanguardista de Arthur Köpcke, sólo porque decía “insertar palabras”.

Últimas noticias