Arte

Colosal instalación con cráneos humanos sobre la fugacidad de la vida

Entrar a esta sala de la National Gallery of Victoria, en el marco de su Trineal, es como ascender a las catacumbas de París, cuyas paredes están construidas de cráneos humanos. La razón es la nueva instalación del escultor australiano Ron Mueck, quien es reconocido internacionalmente por su obra hiperrealista. En esta ocasión, inspirado por la anatomía, creó más Mass, 2016–17, que presenta su pieza más grande hasta la fecha.

Te puede interesar: Bellas y macabras formas de representar la muerte en el arte

Los monumentales cráneos se encuentran apilados e interactúan con la arquitectura del sitio. Rodeados, los visitantes no pueden evitar reflexionar sobre la mortalidad y la fugacidad de la vida. Precisamente esto es parte del simbolismo de la instalación: “la forma que nos vincula como especie”. Pero además de recordarnos nuestro trágico final natural, también pone sobre la mesa  las “atrocidades humanas contemporáneas en Camboya, Ruanda, Srebrenica e Iraq”, afirma Mueck.

La Trienal de la National Gallery of Victoria, Melbourne, Australia, es el escaparate para 100 artistas contemporáneos y diseñadores de 32 países, donde se exploran tecnologías de vanguardia, arquitectura, animación, performance, cine, pintura, dibujo, diseño de moda, tapices y escultura.

Una particularidad es que los creativos que forman parte del proyecto combinan en sus piezas la herencia artística y multicultural con nuevos medios. Una muestra gratuita que finalizará hasta el próximo 18 de abril.

Te recomendamos leer: ‘Dead Soon’, arte experimental con cenizas de un cuerpo humano

Últimas noticias