Arte

Georgia O’Keeffe, la madre del modernismo americano

georgia-okeeffe-la-madre-del-modernismo-americano

Una de las más revolucionarias e importantes artistas, Georgia O’Keeffe logró su reconocimiento gracias a sus estilizadas representaciones de paisajes en Nuevo México y Nueva York, pero sobre todo por sus imponentes y bellísimas pinturas florales.

georgia-okeeffe-la-madre-del-modernismo-americano-01

O’Keeffee, nacida en 1887 fue una de las primeras mujeres artistas en ser aclamada por la crítica internacional por su estilo modernista en constante evolución, así como su gran capacidad técnica y su personal estilo.

La vida de O’Keeffe estaría ligada en gran medida a la figura del fantástico fotógrafo y emprendedor del arte Algred Stieglitz quien desde su espacio Little Galleries of the Photo-Secession —que terminaría llamándose 291 Gallery— mostró la vanguardia de la fotografía, en un tiempo en el que aún se debatía si la fotografía podía considerarse un medio artístico. Éste espacio sería el primero en el que O’Keeffe mostraría su trabajo, en 1917 a los 30 años.

Desde entonces y hasta ahora —la última gran retrospectiva de O’Keeffe acaba de clausurarse el pasado octubre en la Tate Modern de Londres y exposiciones con su obra se han realizado prácticamente cada año desde 1917-— su legado y su trascendencia sólo se han acrecentado. La sutileza de su técnica así como su constante observación de la naturaleza nos revelan un verdadero espíritu artístico, al que recordamos hoy en el que sería su cumpleaños 129.

“Cuando tomas una flor en tus manos y realmente la observas con detenimiento, ese es tu mundo en ese momento. Yo quiero darle ese mundo a alguien más. Casi toda la gente en la ciudad está todo el tiempo corriendo y no se pueden detener a mirar una flor, yo quiero que ellos tengan que verlas, quieran o no.”

 

Últimas noticias