Arte

Artista revela cómo fue enseñarle a George W. Bush a pintar

George W. Bush

Desde 1974, Gail Norfleet conjuga su labor como artista con la enseñanza, pero no fue hasta principios de 2012 que conoció a uno de sus alumnos más singulares: George W. Bush.

Durante un periodo de dos años, el expresidente de Estados Unidos y Laura Bush, su esposa, tomaron clases privadas de pintura cada lunes por tres horas, en una oficina transformada en estudio de su casa en Dallas, de acuerdo con artsy.net.

Norfleet utilizó un método de enseñanza tradicional y honesto —la artista nunca sobrevaloró los cuadros sólo porque fueron firmados por el exlíder político—, que comenzó con la exploración de la pintura al óleo, el conocimiento de los pinceles, algunas técnicas del uso de contrastes y la naturaleza muerta.

La recomendación para George W. Bush fue que entre más pintara mejor se desarrollaría su trabajo, por lo que fue prolífico desde el principio. Sus primeras obras eran algunos autorretratos, los cuales causaron muchas críticas.

Pero su faceta de artista dio un saltó más allá de ser sólo un hobbie, ya que tuvo su primera exposición The Art of Leadership: A President’s Personal Diplomacy en el Museo de Dallas, Texas. En ella se exhibieron retratos de líderes del mundo con los que mantuvo relaciones diplomáticas durante su periodo presidencial.

George W. Bush

Recientemente, G.W. Bush presentó un libro que recopila 66 retratos de veteranos de las guerras de Afganistán e Irak, concebido por él como un tributo a su servicio.

Gail Norfleet describió al exmandatario como no el estudiante más dotado, pero sí el más persistente.

Últimas noticias