Arte

Egon Schiele, erotismo y perturbación

egon-schiele-erotismo-y-perturbacion

Egon Schiele sólo viviría 28 años, la fiebre española tomaría su vida durante la Primera Guerra Mundial, pero la totalidad del cuerpo de su obra sigue creando fanáticos permanentemente a más de 100 años de su fallecimiento. Sus creaciones serían la base fundacional del movimiento de Expresionismo Vienés, y la calidad expresiva de su trabajo definitivamente influyó en movimientos como el expresionismo abstracto. Hasta nuestros días su trabajo es un potente símbolo de la lucha psicológica, de la honestidad emocional y de la libertad sexual.

Autorretratos

Schiele y familia pertenecían a clase acomodada con ciertos lujos, aunque no demasiados. Su padre, que frecuentaba los burdeles —una práctica habitual de los hombres vieneses con ciertos privilegios en la época— se volvería loco debido a la sífilis que contraería de alguna de las trabajadoras del burdel. Su psicosis y su muerte marcarían a Egon, entonces de sólo 19 años, con un talento artístico innato, quien entonces se mudaría a Viena y sería alumno de Gustav Klimt.

Las preocupaciones de Egon Schiele entonces —como es de imaginarse— giraban en torno a la muerte, la perturbación y la sexualidad, y las canalizaría en sus dibujos y pinturas que fueron muy bien recibidas por el espíritu creativo y la comunidad artística de la Viena de esos días.

Estas proyecciones resultaron en dibujos subversivos, pinturas que desenmascaraban a las mujeres, hombres y de un modo mucho más significativo a él mismo y que representaba toda la vulnerabilidad, la sensualidad y la monstruosidad de los seres humanos en un solo momento.

Obra

Con una obra icónica y un estilo que no se ha podido igualar, Egon Schiele permanece como uno de los pilares de la libertad y el talento artístico.

 

Últimas noticias