Arte

David Alfaro Siqueiros, arte con toque social

El muralista mexicano David Alfaro Siqueiros desde su juventud mostró su preocupación por las causas sociales, lo que se refleja en su obra.

Hoy que el mundo celebra el Día del Trabajo en conmemoración de la lucha de los obreros de Chicago, vale la pena recordar a este artista mexicano que se identificó con la igualdad de los trabajadores, causa primordial de aquella huelga de 1886.

Si bien David Alfaro Siqueiros nació una década después de este acontecimiento, en 1896, en el seno de una familia ultra conservadora, pronto mostró su inclinación ante las tendencias liberales, en aquel entonces bien vistas por la cúpula del poder. De hecho, su abuelo, Antonio Alfaro Sierra, combatió en las fuerzas de Benito Juárez en contra del Imperio de Maximiliano.

Tras iniciarse en el activismo social a muy temprana edad, David Alfaro Siqueiros formó parte del Ejército Constitucionalista, a tal grado que una vez concluida la Revolución Mexicana, la institución marcial subsidia sus estudios de arte en Europa.

Para 1923, de regreso en México, se convierte en militante del comunismo y ese mismo año forma junto a Diego Rivera, José Clemente Orozco y varios artistas de la época el Sindicato de Obreros Técnicos, Pintores y Escultores, e incluso, a finales de los años 30 se marcha a España para integrarse a la lucha contra el franquismo.

Anti Troskista, marxista y materialista, Siqueiros estaba convencido de su tendencia política: “Los comunista no nos quedamos en el análisis de los hechos positivos. Los comunistas vamos siempre al fondo de los problemas y por ahí a la crítica y la autocrítica más directas”.

En su obra, se expresa siempre su lado humanista, así se inician, aunque en su arte se refleja siempre la lucha social, la intención de la lucha sin fin de los pueblos oprimidos.

David Alfaro Siqueiros, como ocurrió con otros muralistas mexicanos, vivió, le tocara o no, la lucha social que rodeaba a las mentes de su época.

Últimas noticias