Arte

El curioso caso del saltamontes incrustado en una obra de Vincent van Gogh

Por más de un siglo, los restos de un saltamontes estuvieron incrustados en la pintura Los olivos de Vincent van Gogh. Pero, ¿por qué este peculiar hallazgo ha emocionado a los expertos?

Te puede interesar: El dormitorio de Vincent van Gogh se expondrá en Bellas Artes

Van Gogh fue uno de los llamados artistas plein air, es decir, que salió de su estudio para inspirarse con el viento, la luz natural y las flores. Sabiendo esto, es lógico pensar que algún insecto se colara en la composición:

“Luego suceden todo tipo de cosas como las siguientes: debo haber recogido un buen centenar de moscas y más de los cuatro lienzos que obtendrás, sin mencionar el polvo y la arena”, le contó van Gogh a su hermano Theo.

Van Gogh

|Imagen vía Museo Nelson-Atkins©.

El bicho se encontraba en el primer plano inferior del paisaje. Fue encontrado por una conservadora del Museo de Arte Nelson-Atkins durante una investigación del lienzo.

Un insecto puede aparecer en cualquier lado, tanto en medio de triques como en objetos de alto valor como una obra de arte, pero este saltamontes dio la posibilidad de conocer la temporada concreta en la que fue pintado este cuadro.

Al menos esa era la esperanza. Sin embargo, el equipo del museo contactó al paleoentomólogo Michael S. Engel, profesor de la Universidad de Kansas, para estudiar los restos a detalle, de acuerdo con El País.

El experto encontró que le faltaba el tórax y el abdomen, además de no tener signos de movimiento, por lo que ya estaba muerto cuando se incrustó. Esta situación impide totalmente conocer los datos con exactitud. 

A pesar de todo, los investigadores no se han desanimado y siguen estudiando a detalle la pieza, con el fin de conocer los pigmentos que el post-impresionista utilizaba y cómo estos han cambiado por el paso de los años.

Te recomendamos leer: Crean escultura de van Gogh a partir de su doble viviente

Últimas noticias