Arte

La mujer que afirmó la individualidad de su género en peculiares pinturas

Baya

Reconocida tanto en Argelia como en Francia, la artista Baya Mahieddine (1931-1998) logró afirmar la individualidad de la mujer y liberarla de etiquetas en su exuberante obra.

Te recomendamos leer: Kay Sage, Barbara Morgan, Dorothea Tanning: 3 mujeres ícono del arte del siglo XX

Estos temas aparecieron desde que incursionó a una edad muy temprana en el arte, motivada por su madre adoptiva Marguerite Camina Benhoura, coleccionista de arte e intelectual francesa.

Cuentan que desde que conoció a la pequeña Baya de 11 años, Marguerite quedó impresionada por los “fascinantes animales pequeños y extrañas figuras femeninas” que hizo con tierra y arena. Conociendo su talento, la animó a formarse como artista.

No pasó mucho tiempo para que sus gouaches y cerámicas fueran conocidas por la galerista Aimé Maeght y el surrealista André Breton, quien la incluyó en su famosa “Exposition Internationale du Surréalisme” (1947). Las pintorescas representaciones de mujeres, los patrones rítmicos y la paleta brillante de Baya llamaron la atención de Henri Matisse y Pablo Picasso, con quienes más tarde colaboró en el famoso estudio de cerámica Madoura en Vallauris.

Este año llega por primera vez su obra llega a Estados Unidos con la exposición Baya: Woman of Algiers en la Galería de Arte Gris de la Universidad de Nueva York. La muestra está constituida por 22 pinturas con mujeres y naturaleza.

Te puede interesar: ¿Cómo ha cambiado el ideal de belleza femenino en la historia del arte?

Últimas noticias