Arte

Arte y cultura en la Independencia

La Independencia de México da inicio el 15 de Septiembre de 1810 bajo el famoso “Grito de Independencia” realizado por el cura Hidalgo, uno de los héroes más famosos de este movimiento.

En ese entonces, México, una colonia más de España y conocido como La Nueva España, vivía un proceso de constante transformación y encuentro entre las etnias que se confrontaron durante la Conquista. Los indígenas, quienes alguna vez fueron señores de su tierra, trataban de encontrar su lugar en el México imperialista –al igual que los mestizos y los criollos–, ya que los españoles peninsulares eran el grupo social que sostenía el poder en ese tiempo.

Las manifestaciones artísticas de la época se mantenían de acuerdo con la moda española y giraban alrededor del estilo barroco y neoclásico, los cuales se enfocaban en motivos religiosos o paisajes, por lo que sus vías de representación eran bastante limitadas.

arte-y-cultura-en-la-independencia

Un hecho que transformó el arte de la época fue la creación de la Academia de San Carlos (1778), lo cual trajo maestros saturados de ideas neoclásicas. Esta corriente se distingue por utilizar elementos arquitectónicos como: columnas de fuste estriado o liso, capiteles clásicos, entablamentos divididos en arquitrabe, friso y cornisa, como también frontones de tímpanos abiertos o cerrados.

Debido a la llegada de esta tendencia, muchas iglesia decidieron cambiar su estilo y desaparecieron los populares retablos dorados del barroco por algo más acorde con la época; además, remodelaron sus fachadas.

arte-y-cultura-en-la-independencia

Uno de los arquitectos prominentes en aquella época fue Manuel Tolsá, quien es responsable de la construcción del hermoso Palacio de Minería como también de la famosa estatua El caballito, que representaba al Rey Carlos IV y actualmente se encuentra en la explanada del Museo Nacional de Arte.

Otra construcción que fue importante en esa época fue el Hospicio Cabañas, que hoy en día es Patrimonio Cultural de la Humanidad y contiene las obras de uno de los 3 grandes del muralismo mexicanoJosé Clemente Orozco.

arte-y-cultura-en-la-independencia

En el campo de la pintura destaca el pintor Luis Rodríguez Alconedo, quien fue un orfebre, pintor y revolucionario de origen criollo, autor de tres obras representativas de la pintura mexicana, destacando entre ellas un autorretrato al pastel.

arte-y-cultura-en-la-independencia

Este pintor fue perseguido y encarcelado por las autoridades virreinales en un controvertido juicio, por lo que fue extraditado a España en donde pintó sus obras más famosas. De regreso a México, luchó junto al general Ignacio López Rayón durante la Independencia –fueron útiles sus conocimientos metalúrgicos para la fabricación de armas insurgentes–.

arte-y-cultura-en-la-independencia

En el campo de la música, el último maestro importante de la época fue Manuel de Zumaya, compositor, organista y maestro de capilla, que suele ser considerado el representante más prolífico del barroco musical en el continente americano. Fue autor de la primera ópera mexicana, La Parténope (1711) que luego utilizaría en 1730 Georg Friedrich Händel para una ópera del mismo nombre.

Últimas noticias