Arte

20 formas en las que el dibujo ayuda a manejar tus emociones

No es un secreto el hecho de que muchos artistas recurrían al arte para encontrar lo que llamaban la inspiración divina: el momento en el que lograban conectarse con algo superior y plasmaban este encuentro sobre el material de su predilección. El artista buscaba a través de esta experiencia representar cosas sublimes y de cierta forma embellecer su alma. Por lo tanto, el arte se volvía en una necesidad del espíritu y en su modus vivendi.

No obstante, el arte no sólo habla sobre la belleza, sino también de la vida en general. Esta disciplina también plasma las maneras en que nos sentimos –que muchas veces no son nada lindas–. Así, se convierte en una catarsis que también resulta adictiva.

Finalmente, el arte también sirve para hablar de situaciones que nos importan, –ya sean políticas o sociales– ya que nos permite apuntar hacia aquello que creemos, es vital.

Entonces, si el arte no cumple una función en específico ¿cuál es su fin? ¿por qué resulta tan adictivo?

20 formas en las que el dibujo ayuda a manejar tus emociones

Se puede decir que el gran poder del arte se encuentra en este punto de creación pura, en donde no existe un juicio y simplemente plasmamos lo que somos en ese momento. Este flujo puede durar horas e incluso días, y cuando llega, es como si algo más grande que nosotros se manifestara y nos indicara la forma perfecta de cómo hacer las cosas. Es gracias a este rush –además de ver tu obra terminada– que el arte se vuelve una forma adictiva de desconectarnos del mundo.

Es por esta misma razón que el arte es considerado una terapia y una forma de sanación, derivando en corrientes como la arte terapia. Estas disciplinas utilizan el flujo creativo como una forma de reconstruirnos a nosotros mismos.

El dibujo, siendo una de las ramas del arte, posee también estas cualidades. La línea y el trazo son las herramientas que nos ayudan a contactar con nuestro cuerpo y procesos mentales. Así pues, el enfocarnos en esta actividad se vuelve una forma de meditación activa. Ante el estrés de cada día, es necesario buscar disciplinas que nos ayuden a conectarnos con nosotros mismos. Por ello, te compartimos maneras en las que el dibujo puede ayudarte a manejar tus emociones ¡Disfruta!

Si estás molesto, rompe una hoja de papel

20 formas en las que el dibujo ayuda a manejar tus emociones

Si estás decepcionado, copia una imagen

20 formas en las que el dibujo ayuda a manejar tus emociones

Si necesitas restablecer energías, dibuja un paisaje

20 formas en las que el dibujo ayuda a manejar tus emociones

Para encontrar soluciones, dibuja círculos u olas

20 formas en las que el dibujo ayuda a manejar tus emociones

Para contactar tus emociones, dibuja o pinta manchas de colores

20 formas en las que el dibujo ayuda a manejar tus emociones

Si necesitas recordar algo, dibuja laberintos

20 formas en las que el dibujo ayuda a manejar tus emociones

Si estás cansado, dibuja flores

20 formas en las que el dibujo ayuda a manejar tus emociones

Si te sientes estancado, dibuja espirales

20 formas en las que el dibujo ayuda a manejar tus emociones

Si quieres concentrarte, dibuja cuadrículas

20 formas en las que el dibujo ayuda a manejar tus emociones

20 formas en las que el dibujo ayuda a manejar tus emociones

Últimas noticias