Agenda

REVELAN EN LA FIL OBRA PÓSTUMA DE SARAMAGO

 

Guadalajara, Mexique | AFP |

por Yemeli ORTEGA

Antes de fallecer en 2010, el premio Nobel José Saramago dejó escritas treinta páginas de “Alabardas”, una novela sobre el oscuro mercado de las armas, presentada ahora en México durante la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).

El escritor portugués “decía que no quería morirse sin haber abordado de una forma directa –en todos sus libros se toca este asunto- el por qué se hacen armas”, contó su viuda, la española Pilar del Río, durante una conferencia celebrada la noche del domingo.

La trama, que se lee sobre un papel satinado y entre grabados del alemán Günter Grass, es una reflexión sobre los intereses ocultos en la política internacional y que subyacen a la mayor parte de los conflictos bélicos del siglo XX.

“No hay momento más idóneo que este para volver a traer a José entre nosotros”, estimó la laureada periodista mexicana Lydia Cacho, haciendo referencia a los más de 100.000 muertos y desaparecidos en México desde 2006, cuando el gobierno envió al ejército a las calles, en una lucha armada contra el narcotráfico.

“Gran cantidad de periodistas y activistas y ciudadanos en México estamos corriendo por nuestras vidas ( ) pero hay otra manera de vivir, que es huir hacia la vida, esa es la gran lección que Saramago nos dejó”, comentó.

Para la también activista, la obra póstuma de Saramago es una metáfora de la situación que atraviesa México. “Así estamos en este momento, como historias inacabadas buscando respuestas”, dijo.

 

– Aceptar que la muerte existe –

“‘Alabardas’ contiene la prosa exquisita de Saramago, su ideología y las notas ( ) que no son simples notas de trabajo, son lecciones de escritura”, estimó por su parte la autora argentina Claudia Piñeiro.

Además, el libro incluye textos del escritor y periodista italiano Roberto Saviano, cuya obra explora los intrincados mecanismos del crimen organizado, y del español Fernando Gómez Aguilera, quien dedicó buena parte de su trabajo a la vida y obra de Saramago, muerto a los 87 años de leucemia.

Desde su óptica, ambos abordan las cuestiones que esbozó el autor de “La caverna” (2000) sobre la industria del armamento y tráfico de armas, a un siglo de la Primera Guerra Mundial.

Una conmovida Pilar del Río, quien vivió durante más de 20 años con el autor de “El año de la muerte de Ricardo Reis” (1985), compartió con los asistentes la dificultad que enfrentó para publicar “Alabardas”.

El borrador “yo lo tenía al lado, y no lo quería quitar de ahí, porque estando los papeles al lado del ordenador, siempre cabía la posibilidad de que (Saramago) viniera a acabar” su obra, contó.

“Pero el día que tuve que coger los papeles para dárselos a los editores, sabiendo que este era el último libro, probablemente acepté que la muerte existe”, añadió, estoica.

Del Río, quien traducía la obra de Saramago a medida que él iba escribiendo, reveló el final que su esposo había imaginado para su última obra.

“El libro termina con un sonoro ‘vete a la mierda’” para los que comercian con la muerte, dijo, provocando una ola de aplausos entre los asistentes.

La FIL, el mayor encuentro literario en español, celebra su 28 edición del 29 de noviembre al 7 de diciembre, con Argentina como país invitado y acogiendo a más de 650 autores de 32 países y espera unos 750.000 visitantes.

 

© 1994-2014 Agence France-Presse

Últimas noticias