Agenda

Las piezas de Miguel Ángel y Leonardo que no te puedes perder

Hace unos días, llegó a la ciudad la exposición que rápidamente se está volviendo la mejor del año, pues se trata de dos de los más grandes genios del arte: Leonardo da Vinci y Miguel Ángel Buonarroti. La muestra se divide en dos para dar un espacio justo a estos titanes del arte: “Leonardo da Vinci y la idea de la belleza” y “Miguel Ángel Buonarroti, un artista entre dos mundos”.

Las filas para entrar son estratosféricas, y es posible que te preguntes ¿Qué es lo que vuelve a estas exposiciones tan especiales? Porque el nombre no lo da todo, es importante informarse qué tipo de piezas y obras estaremos presenciando.

La primera, “Miguel Ángel Buonarroti, un artista entre dos mundos”, recupera material inédito del artista. Aunque el centro de la exposición no son sus obras en gran formato, sí lo son sus bocetos, como también la influencia que ejerció en otros artistas especialmente latinoamericanos.

as-piezas-de-miguel-angel-y-leonardo-que-no-te-puedes-perder

Las piezas que resaltan en esta exposición son el David-Apollo, el Cristo Portacroce, una réplica de La Piedad y finalmente un retrato del Papa Lulio II.

El David- Apollo es una de las obras menos conocidas del maestro. Se trata de una estatua de mármol de 146 cm. representando a Apolo o al Rey David. La estatua fue encargada por el Papa, odiado gobernador de Florencia, Baccio Valori.  Sobre el Cristo Portacroce podemos decir que es la primera vez que esta escultura es sacada de su país de origen, Italia.

La Piedad es seguramente una de las esculturas más famosas del artista, donde se representa a la siempre joven Virgen María sosteniendo a su hijo Jesús muerto. Una escultura realizada con maestría que puede ser admirada desde cualquier perspectiva. La obra fue encargada por el cardenal de san Dionisio Jean Bilhères de Lagraulas o de Villiers, benedictino, embajador del monarca francés ante la Santa Sede, al que el autor conoció en Roma.

as-piezas-de-miguel-angel-y-leonardo-que-no-te-puedes-perder

Finalmente, en la exposición “Leonardo Da Vinci y la idea de la belleza” las dos piezas que resaltan, aunque no son las más conocidas del artista, son una piedra angular en su proceso creativo y científico. Como muchos saben, da Vinci no sólo era un artista, sino que observaba la naturaleza y a partir de ello creó varios inventos, entre ellos está el Códice sobre el vuelo de los pájaros. En este estudio, el artista realizó un tratado sobre el como las aves vuelan para finalmente transformarlo en uno de los primeros tratados de la aerodinámica.

Otra de las obras que resaltan es el boceto para el ángel de La virgen de las Rocas una de las pinturas más representativas del artista. Este boceto fue trabajado con la técnica punta de plata, la cual no permite borrar o alterar los trazos, por lo que su uso requiere de gran disciplina y precisión.

No hay que olvidar para que una pintura tome forma, es necesario un buen trazo, y este es el enfoque principal de esta exposición.

Esperamos que este artículo te ayude a aumentar tu curiosidad por asistir a esta exposición, y que sobretodo la disfrutes, ya que son pocas las veces en que dos artistas tan grandes se reúnen en uno de los recintos más hermosos de México: el Palacio de Bellas Artes.

Últimas noticias